Ir al contenido principal

Cheesecake sin cheese - Vegana, Saludable y Exquisita!

Hola hola!!

Esta Cheesecake sin cheese es increíble!

Es una tarta que no requiere de horno, resulta muy facilita de hacer y está elaborada con ingredientes naturales, saludables y veganos. Apta para todas las personas que quieren disfrutar de un postre cuidando su salud.

A que te apuntas?

Mira qué pintaza!!!



 CHEESECAKE SIN CHEESE
(molde de 22 cm)
Ingredientes:

Para la base:
125 gr. de almendras crudas con piel
125 gr. de avellanas crudas con piel
10 gr. de cacao puro
50 gr. de coco rallado
8 dátiles
50 gr. de manteca de coco

Para el sin cheese:
100 gr. de zumo de lima
100 gr. de zumo de limón
300 gr. de anacardos (remojados en agua muy caliente durante 1 hora)
75 gr. de azúcar integral de caña
200 gr. de leche de coco con toda su grasa (natural o de lata)
3 gr. de agar agar

Mermelada:



Elaboración:

En primer lugar, preparamos el molde. Para ello, colocamos en su interior un disco para tartas del mismo diámetro (en su defecto, papel de horno) y una tira de acetato de, al menos, 5 cm. de ancho, revistiendo las paredes. Reservamos.

Para la base, colocamos todos los ingredientes en un procesador de alimentos y trituramos hasta que nos quede una masa compacta.

La volcamos en el molde y extendemos de manera uniforme, apretando bien.

Guardamos en el frigo para que endurezca y seguimos con la receta.

Exprimimos las limas y los limones y vertemos el zumo en el vaso batidor; añadimos también los anacardos bien escurridos y enjuagados, el azúcar integral y la leche de coco con toda su grasa.

Trituramos el conjunto hasta obtener una crema bien fina.

Por otro lado, vertemos la leche de almendras en un cazo, añadimos el agar agar y lo disolvemos bien asegurándonos de que no quedan grumos. Llevamos a ebullición, removiendo de vez en cuando, y dejamos hervir durante 2 minutos.

Colamos la leche con el agar agar sobre la crema anterior y mezclamos bien.

Volcamos el total sobre el molde reservado en el frigo y guardamos en el congelador durante al menos 4 horas.

Pasado ese tiempo, desmoldamos la tarta y la guardamos en el frigo hasta el momento de servir.

Cada porción se decora con mermelada y un poco de almendra picada.



NOTAS:
  • Gracias a los zumos de cítricos que lleva su interior, es una tarta que se puede comer sin mermelada y queda estupenda; su sabor es bastante neutro con matices cítricos que refrescan. Por eso también le va bien cualquier mermelada que te guste, coulis, sirope, fruta fresca, etc.
  • Aclaro que las principales funciones que tiene congelar la tarta son dos: acelerar el proceso de gelificación y, sobre todo, facilitar el desmoldado y posterior emplatado de la tarta.
  • Me encanta la lima! me encanta el limón! y juntos molan mogollón! Y por eso añadí sus zumos!, y para darle un toque extra de sabor ya que, como comenté antes, el "no cheese" de la tarta es neutro. También los puedes sustituir por otros cítricos, zumos de otras frutas o, simplemente, por más leche de almendras o lo que se te antoje! Sólo piensa: de qué sabor quiero mi cheesecake?... pues échale de éso! 😉
Y hasta aquí por hoy!

Recuerda preguntarme cualquier duda que tengas al respecto, te ayudaré encantada!!

Si te gusta lo que has leído, comenta y comparte!

Muchas gracias amig@!

Un besote y buen provecho!

Cocinando hacia la Longevidad!!


Comentarios