Ir al contenido principal

Muffins Integrales de Naranja con Chips de Chocolate (0% refinados)


Bieeeenn!! Por fin la primera receta de este fantástico y saludable nuevo comienzo!!

Esta receta que, a primera vista, puede asemejarse a otras muchas que nos encontramos en la mayoría de los recetarios, en realidad es muy distinta. Lo más importante es que NO LLEVA INGREDIENTES REFINADOS, te explico por qué ésto es importante:

1- Principales diferencias entre refinados e integrales (= no refinados):
  • Alimento refinado: es el tratado o modificado, mediante procesos físicos o químicos, con el fin de eliminar alguna parte del mismo. Durante dicho proceso, se pierden sustancias como la fibra, minerales y vitaminas; se añaden conservantes, aditivos y potenciadores de sabor que no nutren pero nos perjudican; aportan gran cantidad de calorías vacías, es decir, nos engorda sin aportarnos nutrientes, y como estos nutrientes los necesitamos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, los buscamos en otros alimentos, con lo que seguimos aumentando el aporte de calorías a nuestro organismo. Resultado: MALNUTRICIÓN, es decir, la alimentación está desequilibrada, tanto por defecto como por exceso de nutrientes; lo que da paso a las ENFERMEDADES, como la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo, algunos tipos de cáncer, etc. 😷👎
  • Alimento integral: es el completo, ya que contiene todos los nutrientes naturalmente presentes, su fibra, sus minerales y vitaminas; no ha sido procesado, por lo que no lleva químicos y no los ingerimos; el integral nos sacia más con menos cantidad, por lo que nos nutrimos mejor, ingerimos menos cantidad de calorías porque necesitamos comer menos cantidad de alimento y ésto se traduce en una alimentación saludable, ingerimos salud! Resultado: BUENA NUTRICIÓN; sí, alimentándonos con ingredientes completos, no procesados, GANAMOS SALUD!!😃👍
Además...

2- Gracias a sus harinas integrales, contiene mayor cantidad de proteínas de origen vegetal, excelentes proteínas!

3- Por el tipo de aceite y de "leche" utilizados en su elaboración, obtenemos un producto con grasas insaturadas (las buenas), en vez de saturadas (las malas), éstas últimas son las que contienen la mayoría de estos "pastelitos" que se encuentran por todas partes (inclusive en las recetas de los mismos).


Lo que pretendo, desde hoy, es ayudarte a cocinar de forma más saludable, escogiendo los alimentos más beneficiosos para la salud, para vivir mejor y durante más tiempo. Para ello, vamos a ir reeducando el paladar, poco a poco, a tu ritmo; verás qué fácil es y cómo, después de un tiempo, ya no desearás aquellos alimentos que te hacían vivir enferm@.


Bien, después de esta "breve" pero necesaria introducción, espero haberte animado a sustituir, repito, a tu ritmo, los ingredientes refinados por los integrales; el costo a medio y largo plazo es menor, menos enfermedades = menos médicos = menos medicamentos.

Desayunas conmigo? Tomaremos unos deliciosos Muffins Integrales de Naranja con Chips de Chocolate. Ñaaaaammm!!



Muffins Integrales de Naranja con Chips de Chocolate 

(0% refinados)


Ingredientes:
(aprox. 16 unidades)
  • 150 gr. de panela molida
  • 50 gr. de harina de garbanzo
  • 50 gr. de harina de espelta integral (de grano entero)
  • 50 gr. de harina de avena integral (de grano entero)
  • 150 gr. de harina de trigo integral (de grano entero)
  • 12 gr. de gasificante (libre de fosfatos)
  • ralladura de 1 naranja
  • 150 gr. de huevos ecológicos o de granja (= 3 huevos M)
  • 100 gr. de aceite de oliva virgen extra (prensado en frío, filtrado o sin filtrar)
  • 100 gr. de leche o bebida vegetal al gusto (0% endulzantes)
  • 75 gr. de zumo de naranja natural
  • 125 gr. de chips de chocolate negro (0% endulzantes)*




Elaboración:

Precalentamos el horno eléctrico a 170º con calor arriba y abajo.

Preparamos las bandejas para muffins colocando las cápsulas que hemos elegido (los muffins de la receta tienen una base de 5 cm.). Reservamos.

Como en todas las recetas de muffins, separamos los ingredientes sólidos de los líquidos.

En un bol, echamos la panela, las 4 harinas (tamizamos la de garbanzo) y el gasificante (también tamizado). Mezclamos bien con ayuda de unas varillas manuales o un tenedor. Reservamos.

Rallamos fina la corteza de la naranja, sólo la parte de color, no la blanca, que amarga.

En otro bol, introducimos los huevos, el aceite, la bebida vegetal y el zumo de naranja. Batimos el conjunto, con batidora o varillas eléctricas, hasta conseguir una mezcla homogénea (no va a aumentar de volumen).

Agregamos la ralladura de naranja y la mezclamos un poco.

Incorporamos los ingredientes secos en dos tandas, asegurándonos de que no queden grumos. Este paso lo podemos hacer con las varillas eléctricas, pero durante muy poco tiempo, lo justo para que todo quede homogéneo.

Por último, añadimos los chips de chocolate y removemos de nuevo (podemos reservar un puñado para decorar, mira la foto).

Introducimos la masa en manga pastelera y llenamos las cápsulas 3/4 de su capacidad.


Horneamos durante 20 minutos. Si a los 15 minutos vemos que se están dorando demasiado, tenemos 2 opciones perfectamente válidas:
- Cambiar la salida de calor del horno y ponerla sólo por abajo.
- Colocar papel de aluminio sobre ellos.

Pinchamos en el centro con una brocheta o similar, lo más probable es que salga manchada de chocolate, pero no debe salir con restos de masa.

Sacamos la bandeja del horno y dejamos los muffins en sus huecos durante 5 minutos.

Aquí puedes verlos recién salidos del horno!



Pasados esos 5 minutos, todavía estarán calientes pero no quemarán, por lo que te animo a probar este truco para que te queden mucho más jugosos! Es muy fácil!

Mira estas fotos:


Al estar calientes e introducirlos en un envase cerrado, el vapor que sueltan lo vuelven a absorber, consiguiendo así un resultado espectacular en cuestión de jugosidad, garantizado!!

Además, este truco es válido para todos los tipos de masas de bizcocho.

Ya me contarás!

Mira qué primerísimo plano!! 😋


En la foto siguiente, si te fijas un poco, se puede ver que los chips de chocolate aún tienen las gotitas de la condensación. No pasa nada, o bien dejas que sequen por sí mismas, o las secas con un papel absorbente.


Otra cosa, los chips de chocolate los he preparado yo. De vez en cuando, me pongo a ello, los envaso en un recipiente de vidrio hermético y los voy utilizando cuando los necesito. De este modo, me aseguro que no llevan ningún ingrediente indeseable y utilizo el chocolate que más me guste, sin refinados; eso sí, que valga para cocinar!

Sólo tienes que fundir tu chocolate favorito, rellenar con él una manga con boquilla lisa super fina (como de  1-2 mm.) e ir soltando gotitas sobre un papel de horno. Las dejas solidificar (puedes refrigerarlas para agilizar el proceso, aunque no tardan mucho, al menos en invierno!) y luego las guardas. Voilá! chips de chocolate a la carta! 😊


NOTAS:
  • La panela es el tipo de azúcar considerado como más puro, natural y artesano, sin blanquear ni refinar, por lo que está libre de toda clase de aditivos (presentes en el azúcar blanco por culpa del refinado). El azúcar refinado sólo es sacarosa; la panela es un 83% sacarosa, 6% glucosa y 6% fructosa; la cantidad de proteínas es del 1%; la de minerales es del 0'5% y son: magnesio, calcio, fósforo y hierro, y en menor proporción, potasio, manganeso, zinc, cobre, flúor y selenio; vitaminas A, B, C, D y E, sobre todo la B (B1, B2, B3, B5, B6, B8 y B9), esenciales para el correcto funcionamiento del organismo y fundamentales para la absorción de minerales; su aporte calórico es algo menor frente al blanco (unas 310 kcal frente a 400 kcal, por 100 gr. de producto). Todo lo anterior se traduce en los siguientes beneficios: fortalece el sistema inmunológico y los huesos, regula el ritmo cardíaco y la excitabilidad nerviosa, y ayuda a combatir la anemia, entre otros. Se obtiene directamente a partir del jugo extraído de la caña de azúcar. Su sabor es acaramelado y tiene un poder endulzante mucho mayor que el azúcar refinado, por lo que, en la misma preparación, la utilizamos en menor proporción. Es apta para todas las elaboraciones. Se vende en bloque o molida.
  • La harina de garbanzo SÍ se puede utilizar en ELABORACIONES DULCES, al contrario de lo que se lee por ahí. Sólo has de asegurarte de que utilizas un porcentaje pequeño sobre el total de harinas en la preparación; en este caso, es de un 16% (no da exacto), pero se puede subir hasta un 25%. Esta harina nos aporta todos los nutrientes de los garbanzos: fibra, vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B6), ácido fólico, vitamina E, calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo. Es una harina muy rica, con la que aumentamos la cantidad de proteínas en recetas como ésta, que suelen llevar muy poca cantidad.
  • La harina de espelta integral es altamente energética, aunque su principal nutriente son los carbohidratos, posee un menor aporte de calorías que la harina de trigo; contiene los 8 aminoácidos esenciales, por lo que es una fuente interesante de proteínas de alto valor biológico; más minerales y vitaminas del grupo B, como la B2;  y vitamina E; su contenido en triptófano es alto, lo que contribuye al bienestar mental y emocional; contiene menos cantidad de gluten, por lo que es más digestiva; tiene un alto contenido en fibra y ácidos grasos esenciales, muy importantes para el buen funcionamiento del cerebro.
  • La harina de avena integral deleita nuestras elaboraciones, tanto dulces como saladas, con su toque de sabor tan delicioso, por lo que también es muy saludable incluirla en nuestra dieta. Además de carbohidratos y fibra, aporta más cantidad de proteína, grasa y minerales que otros cereales, como magnesio, cobre, hierro, cinc, calcio, ácido fólico y vitaminas del grupo B, como la B1.
  • La harina de trigo integral nos aporta mayor cantidad de gluten para, de este modo, conseguir un buen aumento de volumen durante el horneado. Es una harina con sabor completo que contiene proteínas, vitaminas y minerales, por lo que es más nutritiva que la harina de trigo refinada (la blanca); es una buena fuente de calcio, hierro, fibra y minerales, como el selenio (entre otros beneficios, incrementa el metabolismo, mejora el estado del pelo, ayuda contra el asma y en la prevención del cáncer de próstata). Insisto, que sea de grano entero, porque la mayor parte de las harinas de trigo integral que se venden son una estafa, ya que se componen de harina blanca refinada a la que han añadido salvado.
  • El gasificante o impulsor (el de tu elección) no debe contener fosfatos (ej.: E450) ya que éstos acaban causando problemas de salud, por ejemplo, osteoporosis y afecciones en los riñones. Aquí puedes encontrar información muy útil sobre este aditivo y muchos otros.
  • La naranja ha de ser ecológica o libre de pesticidas. En el caso de no conseguirla, por el motivo que sea, asegúrate de limpiarla bien con abundante agua y frotarla con un cepillito. El zumo de naranja natural ya lo sabes, es una excelente fuente de vitamina C, aunque debo reconocer que no tengo todavía claro si esta maravillosa vitamina se pierde durante el horneado. De todos modos, también te digo que aunque se pierda, seguiré utilizándola. Por qué? pues porque es natural 😊
  • Los huevos, que sean ecológicos o de granja. Suelen ser de mayor tamaño (las gallinas ponen menos cantidad pero mejor producto); éstos tienen más sabor, mucho más!, con decirte que saben a huevo!!!; están libres de sustancias químicas porque las gallinas no las consumen por medio del pienso prefabricado que sí comen las gallinas ponedoras que más abundan (y espero que esto se acabe ya!); estos huevos son ricos en vitamina B7, es decir, biotina, beneficiosa para la piel y el cabello. De modo que ya ves, es más saludable consumir huevos ecológicos y, si tienes de mano a alguien de confianza que tenga gallinas bien alimentadas, no lo dudes y recuerda, estarás invirtiendo en salud!
  • El Aceite de Oliva Virgen Extra (=AOVE), normalmente viene prensado en frío, de todos modos asegúrate leyendo la etiqueta. Un consejo, intenta siempre hacerte con los aceites de la primera cosecha, es garantía de calidad y puedes comprarlo en grandes cantidades, ya lo irás consumiendo poco a poco. 
  • La leche vegetal, mejor digamos bebida o licuado vegetal, es 100% saludable, sobre todo si la haces casera! (ya te pondré recetas). Evidentemente, dependerá del tipo de ingrediente para obtener unos nutrientes u otros pero, en general, te aporta proteínas y/o carbohidratos integrales; pocas calorías y pocas grasas que, de todos modos, son grasas buenas, beneficiosas; pueden reducir el colesterol malo; no contienen lactosa, por lo que son muy digestivas; etc.
  • Los chips de chocolate*, como ya he comentado antes, los preparo yo para asegurarme de utilizar un chocolate saludable. Si no encuentras o te parecen caros y no estás por la labor, no desesperes, vamos poco a poco, ok?


Y bueno, ya sé que esta entrada ha sido muuuuuy laaaaaaargaaa.... I'm sorry.... Pero sólo es el comienzo y, en próximas recetas, los ingredientes ya repetidos, ya los tenemos aquí explicados (te pondré un enlace para que lo tengas a mano por si no te acuerdas) y vamos añadiendo más, poco a poco.

Y hasta aquí por hoy!

Si te gusta lo que has leído, comenta y comparte!

Muchas gracias amig@!

Un besote y buen provecho!

Cocinando hacia la Longevidad!!



Comentarios