Leche de Almendras

La receta de hoy es toda una habitual en casa, nos encanta!

Además, como en su elaboración no la endulzamos, resulta un producto muy versátil que podemos utilizar en todo tipo de recetas. Y en el caso de quererla dulce, la endulzamos en el momento que queramos! Qué problema hay! Más bien, diría yo, el problema se tiene cuando buscas una leche sin endulzar en el mercado, qué pocas opciones!! y qué caras!!

Lo aprovechamos todo! Obtenemos algo más de 1 litro de leche para tomar sóla, con café, cacao, té, etc. y unos 40 gr. de sólido de almendras que podemos utilizar en diversas elaboraciones, tales como galletas, bizcochos, smoothies, hamburguesas y albóndigas (veganas, vegetarianas o de carne), etc. Y si no lo utilizásemos en el momento, lo congelamos hasta su uso sin ningún problema.

La elaboración es muy sencilla y rápida, en 5 minutos ya la tenemos preparada (sin contar el tiempo de rehidratación de las almendras, claro).

Te invito a visionar el vídeo, está muy cuco!!

Venga! Empecemos!


LECHE  DE  ALMENDRAS

Ingredientes:

75gr. de almendras crudas y con piel
1 l. de agua




Elaboración:

Pesamos los 75 gr. de almendras. Podemos utilizar incluso 100 gr. si queremos.

Con 75 gr. obtenemos una gordura similar a las leches industriales o como una leche de vaca semidesnatada, para que te hagas una idea.

Con 100 gr. se parece más a la leche de vaca entera.

La diferencia en sabor no es perceptible, te lo digo yo, que tengo un sentido del gusto muy desarrollado 😉

Con 75 gr. obtienes una bebida más polivalente, es decir, que la vas a utilizar en muchísimas recetas (más bien todas); con 100 gr. es más apropiada para elaboraciones que requieran de más cuerpo, como los helados, yogures, bechamel, etc.

Tú decides, yo me decanto por los 75 gr. y para asegurarnos, primero pesamos las almendras.




Las cubrimos con agua y las dejamos reposando un mínimo de 4 horas, mucho mejor si es toda la noche.




Al cabo de ese tiempo, veremos las almendras más gorditas!




Las pasamos por un colador y por agua fría, de este modo desechamos posibles impurezas.




En el vaso batidor, introducimos las almendras y 1 l. de agua.

Con respecto al agua, mejor si está purificada, o al menos libre de cloro. Yendo más lejos, que no haya estado embotellada en plástico. No queremos ingerir sustancias nocivas!!!




Batimos a máxima velocidad durante 5 minutos.

Mi recomendación es que te aprovisiones, si no la tienes ya, de una batidora de vaso bien potente. Es una inversión garantizada! No hace falta que vayas a por la más cara del mercado, pero sí asegúrate de que tiene un motor potente, entre 1000-1400 W, podrás hacer de todo!, por lo que la amortizarás en poco tiempo. Además, duran un montón!, ya no sé desde cuándo tengo la mía..., que por cierto, es ésta y ha sido de las mejores compras que he hecho en mi vida, estoy encantadísima con ella!!


En sólo 5 minutos...

pasamos de ésto...⇘⇘⇘


⇙⇙⇙... a ésto



En un recipiente, colocamos una bolsa para colar leches. También se puede utilizar un paño para quesos, una gasa..., lo que tengas. Lo importante es que sea resistente y cuele rápido el líquido para que quede una ínfima cantidad de sólido, el cual formará posos cuando la leche lleve un tiempo en reposo, lo normal, ya sabes, "agitar antes de usar". Ésto conseguirá aportar mayor cremosidad a la leche, a la vez que aprovechamos el líquido al máximo y dejamos el sólido lo más seco posible.

Yo tengo este pack de 3 unidades. Son tres bolsas de excelente calidad, fabricadas en nylon, duraderas y respetuosas con el medio ambiente. Cada bolsa tiene un tamaño distinto para utilizar una u otra según necesitemos; además son muy, pero que muy fáciles de limpiar y secan enseguida!




Colamos:




Y apretando bien, en cuestión de segundos, obtenemos 2 productos:

La Leche de Almendras... ⇘⇘⇘


 ⇙⇙⇙...y el Sólido de Almendra





Ya tenemos lista nuestra receta de hoy!!


Mmmmmm!! Ya solita, sin añadir nada, está deliciosa!!! 😋


Por cierto, las pajitas son de cristal, así evito comprar pajitas de plástico una y otra vez.... dichosas pajitas de plástico! 😠 Te das cuenta de la cantidad de plástico que nos rodea!? No sé tú, pero yo llevo tiempo buscando opciones más respetuosas con nuestro cuerpo y con el medio ambiente pero, a veces, es muuuuy complicado...., ya ves las fotos, para congelar el sólido de almendra utilizo bolsitas de plástico... 😞

Estas pajitas, aún siendo de cristal, son muy duraderas porque están fabricadas en vidrio resistente a altas y bajas temperaturas y aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos.

Otra excelente inversión con visión de futuro!, son económicas (su durabilidad es enorme por lo que, después de poco tiempo, ya están amortizadas), saludables (a diferencia del plástico, están libres de tóxicos) y ecológicas (el vidrio es reciclable).



Y hasta aquí por hoy!

Si te gusta la receta, comenta, comparte!

Muchas gracias amig@!

Un besote y buen provecho!

Comentarios