Flores de Naranja

Hola amig@s!

Vamos a seguir con las galletas, qué os parece?

Hoy os traigo unas fresquísimas Flores de Naranja. Están rellenas de crema y decoradas con chocolate negro, todo un lujo!

Es otro invento de los míos. Estaba harta de probar recetas de galletas que salían fatal y me aventuré! Quién soy yo..!! Jajajaaaa!!

La verdad es que salieron perfectas a la primera y es una de mis recetas favoritas, cuando de galletas se trata. Su textura es sensacional, no quedan ni muy duras, ni muy crujientes, ni blandas... De verdad, no les encuentro defectos! Ya me contaréis!

Hagamos la boca agua!



FLORES DE NARANJA

Ingredientes:

Para las galletas:

200 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
2 huevos M
ralladura de 2 naranjas
1/2 kg. de harina común
4 gr. de impulsor

Para la crema:

300 gr. de azúcar en polvo súper-fino
100 gr. de mantequilla
ralladura de 2 naranjas
1 cucharada de leche (quizá...)
colorante alimenticio naranja (opcional)



Elaboración:

De las galletas:

Por un lado, tamizamos la harina junto con el impulsor. Reservamos.

Rallamos finamente la corteza de las naranjas, sólo la parte naranja, ya que la parte blanca es amarga.

En el bol de la amasadora, echamos la mantequilla en trocitos, el azúcar, los huevos y la ralladura. Con varillas y a velocidad media, batimos bien la mezcla hasta obtener una crema esponjosa; ésto nos llevará unos 10 minutos aproximadamente.

Cambiamos las varillas por la pala.

Volcamos la harina e impulsor sobre el conjunto anterior. Mezclamos con la pala el tiempo justo para incorporar la harina a la mezcla; ésto durará menos de un minuto. También podemos terminar haciéndolo a mano.

Nos quedará una masa compacta y que se pega un poquito a las manos, es normal. Cuando la vayamos a usar ya no pegará.

Envolvemos en film y refrigeramos hasta el día siguiente o, como poco, durante 2 horas. Mientras la masa está reposando, el aroma de la ralladura de naranja impregnará el resto de los ingredientes, lo que nos proporcionará un sabor exquisito en nuestras galletas.

Llegado el momento de seguir con la receta, precalentaremos el horno a 150º con calor arriba y abajo.

Sobre la mesa de trabajo, colocamos un rectángulo de film transparente. Sobre él, un trozo de masa de galletas. Sobre ésta otro rectángulo de film.

Preparamos dos bandejas de horno con un tapete de teflón o similar, o con papel de horno. Reservamos.

Con la ayuda de nuestro amigo el rodillo, estiramos la masa hasta llegar a 1/2 cm. de grosor y formamos las galletas con un cortapastas de flor.

Vamos colocando las galletas sobre la bandeja que hemos reservado, de forma que haya una separación entre las galletas de 1'5 - 2 cm. Así evitaremos que se peguen cuando se expandan en el horno. No se expanden mucho, pero sí que engruesan.

Horneamos cada bandeja durante 12 minutos a media altura.

Dejamos enfriar sobre la misma bandeja durante 5 minutos y luego las pasamos a una rejilla de metal hasta que enfríen por completo.

Vamos llenando bandejas hasta terminar la masa. Horneamos del mismo modo.



De la crema:

En el bol de la amasadora, echamos todos los ingredientes salvo la ralladura y el colorante.

Con ayuda de las varillas y a velocidad medio-alta, batimos bien el conjunto hasta conseguir una crema fuerte y aireada.

Añadimos la ralladura y el colorante y volvemos a batir hasta que se integren (no demasiado, porque la humedad de la ralladura podría cortar la mezcla).

Si veis que es necesario, agregáis la cucharada de leche y termináis de batir.

Introducimos en manga pastelera con boquilla pequeña al gusto (yo usé una redonda de 1/2 cm. de diámetro).



Montaje de las galletas:

Como las galletas no nos quedarán exactamente iguales, emparejaremos las que sean más similares.

Sobre el revés de una de las galletas de cada pareja, vamos poniendo la crema en forma de bolitas, llenando toda la superficie. Tapamos con su pareja. Reservamos.




Decoración de las galletas:

Cogemos 100 gr. de chocolate negro de calidad y lo fundimos.

Lo introducimos en una manga cerrada, sin boquilla.

Colocamos todas las galletas, ya rellenas, sobre una superficie lisa y las juntamos bien.

Con unas tijeras, cortamos la puntita de la manga (muy poquito!).

Con la manga sobre las galletas, realizamos movimientos de izquierda a derecha, a la vez que apretamos la manga para que salga el chocolate. Así "rayaremos" la superficie de las galletas.

Por último, dejamos que se solidifique el chocolate.

Listas!!



NOTAS:
  • Dejamos en reposo la masa para que coja más sabor. Lo ideal es elaborar la masa un día y hornearlas al día siguiente. Recordad sacar la masa del frigo, al menos 2 horas antes de manipularla, porque de lo contrario estará muy dura y ésto dificulta el posterior estirado.
  • Podéis sustituir la ralladura por esencia de naranja, aunque, para mí, no es lo mismo. Con la ralladura conseguís el auténtico sabor a naranja! Y con la pulpa os hacéis un zumo! Qué rico!
  • Por supuesto, podéis prescindir del colorante, sólo es estética.
  • Utilizamos film, a la hora de estirar la masa, para no usar harina. Éste es un modo más limpio y evitamos los posibles pegotes de harina en el revés de las galletas por el uso de un exceso de harina. En vez de film, podéis usar papel de horno. 
  • Debéis conservar las galletas en el frigo, sobre todo durante el verano. Las podéis tener en un taper grande, por ejemplo. Lo ideal es que estén bien cerradas para que no absorvan olores.
  • Tienen una duración, aproximada, de 2 semanas, si es que duran tanto!
  • Si hablamos de secretos, éstas galletas tienen 2: el reposo de la masa y el horneado a baja temperatura. Simples, verdad?



Y hasta aquí por hoy!

Como siempre, preguntadme todas las dudas que tengáis porque haré todo lo posible por resolverlas.

Un besote y buen provecho!

Comentarios