Ir al contenido principal

Pan de Plátano

Hola amig@s!

Hoy os traigo una receta de reciclaje y todo un clásico en la cocina de Estados Unidos. Aunque se le suele llamar pan, en realidad se trata de un bizcocho. Sus peculiaridades son su gran jugosidad y su exquisito aroma; es poco dulce, tierno y delicioso. Sus ingredientes son muy económicos y resulta muy sencillo de preparar, así que vamos a empezar:




PAN DE PLÁTANO

Ingredientes:

250 gr. de plátanos maduros (unos 3 plátanos pequeños)
100 gr. de aceite de girasol
100 gr. de azúcar moreno
3 huevos M
300 gr. de harina de repostería
3 gr. de sal
10 gr. de impulsor
1 gr. de canela (aprox. 1/2 cucharadita de café)
100 gr. de leche de soja sin edulcorar




Elaboración:

Pesamos todos los ingredientes. Tamizamos la harina junto con el impulsor y aplastamos los plátanos con un tenedor.

Preparamos un molde de plumcake de 24 cm.; lo aceitamos con ayuda de un pincel, lo espolvoreamos con harina (sacudiendo el sobrante) y colocamos papel de horno sólo en el fondo. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180º con calor sólo abajo.

En el bol de la amasadora echamos el aceite, el azúcar y los huevos. Batimos con varillas durante 10 minutos o hasta que el conjunto se vea cremoso.

Sin dejar de batir, añadimos los plátanos, la canela y la sal.

Incorporamos la mitad de la harina, mezclamos sólo hasta que se integre (unos segundos). Vertemos la leche y mezclamos también. Por último, agregamos la segunda mitad de la harina y mezclamos de nuevo unos segundos. Repasamos las paredes del bol con una lengua o espátula y apagamos la amasadora.

Vertemos la masa resultante en el molde que tenemos preparado, lo llenaremos 3/4 partes.

Horneamos a 180º durante 30 minutos con calor sólo abajo y a media altura.

Pasado ese tiempo, pinchamos el bizcocho con una brocheta o similar y si sale seca apagamos el horno porque ya estará listo.

Dejamos el bizcocho en el molde hasta que esté templado, luego lo desmoldamos y lo colocamos sobre una rejilla hasta que enfríe por completo.

A disfrutaaaarr!! Mmmmmmm!! Qué rico estaaaaaá!!



NOTAS:
  • L@s que ya me conocéis, sabéis que en un 99% de los casos cambio las recetas que me encuentro. En el caso de la receta de hoy, os diré que, la receta original (la original que yo he encontrado, ya que originales hay muchas...jeje...) varía en que utiliza mantequilla, leche de vaca y, a mayores, incorpora nueces. Yo he optado por la opción vegetariana ya que, bajo mi punto de vista, me parece la opción más sana. Y no he añadido las nueces porque en mi casa gustan más los bizcochos "sin cachitos", pero os aseguro que las nueces le dan un gran toque.
  • Cuando digo al principio de la publicación, que es una receta de reciclaje, me refiero a los plátanos (evidente, verdad?). Con recetas como ésta podemos aprovechar esos plátanos tan maduros que nos quedan en el frutero porque nadie los quiere (sí, me refiero a esos plátanos que ya están negros...). Os dejo estos otros links para aprovechar plátanos: muffins y pastel. Os encantarán.
  • Podéis cambiar la forma del molde pero respetad la capacidad. Éste es un bizcocho que aumenta mucho y si usáis un molde más pequeño os desbordará en el horno y será un fiasco.


En esta foto se aprecia perfectamente dónde acaba la altura del molde y lo que subió el bizcocho.

  • Si no os gusta la canela, podéis prescindir de ella, o sustituirla por esencia de vainilla; por supuesto que cambiará el sabor final, pero también quedará muy rico!
  • La cantidad de fruta a usar es un poco relativa, lo que quiero decir es que podéis echar hasta 300 gr. de plátanos sin fastidiar el bizcocho, eso sí, respetando las demás proporciones de la receta!
  • Otra opción muy vistosa es elaborar Panecillos de Plátano. La receta será la misma y sólo tendréis que cambiar el molde de plumcake por moldes individuales, que podrían ser de flanes, de magdalenas, etc., y OJO!, acortar el tiempo de horno a la mitad! Dejaros llevar por vuestra imaginación!
  • Por último, sólo me queda deciros que podéis congelar la masa antes de hornear (así la tendréis lista para el momento que queráis) o el Pan de Plátano ya horneado y enfriado (cortado en porciones podéis sacarlo bajo demanda).




Como siempre, recordaros que me tenéis aquí para resolver las dudas que os vayan saliendo, que estoy encantada de recibir vuestros comentarios y sugerencias y que es un placer enorme teneros aquí.

Un besote y buen provecho!



Comentarios