Membrillo

Hola amig@s!

Hoy vengo con una receta tradicional, muy sencillita de preparar, super-económica y mucho más deliciosa y sana que la versión industrial que se suele comprar. Se trata del Membrillo o Dulce de Membrillo.

Yo hago gran cantidad 1 vez al año, congelo en porciones y así voy sacando cuando necesito, que tampoco comemos membrillo todos los días, verdad?

Además, con las mondas y corazones, que no usamos en la elaboración del Membrillo, preparamos una rica Jalea de Membrillo. Ésta la podemos usar en innumerables recetas dulces o simplemente como endulzante. Resulta deliciosa!

Debo decir, como algo muy importante, al menos para mi, que he reducido 1/4 la cantidad de azúcar de la receta original. Dicen que "hay que utilizar el mismo peso de azúcar que de membrillo para que salga bien", veréis que no es así. Además, tampoco quise utilizar gelatinas (aunque tengo en mente probar a elaborarlo con estevia y agar agar, pero eso será en otra ocasion..).

Con una cuñita de Queso Gallego, mmmmmm!!

Vamos con la receta:

MEMBRILLO

Ingredientes:

1 kg. de pulpa de membrillo
750 gr. de azúcar
agua



Elaboración:

Para obtener 1 kg. de pulpa de membrillo, debemos comprar, aproximadamente, 1'5 kg. de membrillos, ya que sus mondas y corazones no los vamos a utilizar.

Lavamos y pelamos los membrillo y colocamos, en un bol grande la pulpa y en otro, las mondas y corazones.

En una olla grande, llenamos el fondo con agua. Echamos la pulpa de membrillo y cocemos, con la olla tapada, a fuego medio durante 20 minutos o hasta que pinchemos la fruta con facilidad.

Escurrimos toda el agua, TODA!. Como también haremos Jalea, la colamos directamente en una olla mediana y reservamos.

Trituramos bien con ayuda de la batidora (cuanto más fino quede el puré, más fino quedará el membrillo). Echamos el azúcar sobre dicho puré de membrillo, removemos y ponemos de nuevo a cocer con la tapa entreabierta a fuego bajo (yo lo pongo en el 2; 2 de 6).

Debemos remover de vez en cuando para que no se nos pegue. La cocción durará 1 hora de reloj, así conseguiréis un Membrillo compacto.

Pasado ese tiempo veréis que el Membrillo ha oscurecido y que, al remover, los surcos apenas se desdibujan. Está perfecto!

Veis? Acabo de remover y los surcos aún se marcan.

Lo vertemos con cuidado (que quema!) sobre una gran fuente, molde o moldes, lo que queráis pero ojo! tened en cuenta que, cuando solidifique, guardará su forma, pero al ser muy pegajoso, será difícil de desmoldar si la superficie no es lisa.

Recién volcado en la fuente!

Lo tapamos, en su totalidad, con film transparente. Es necesario que el film toque el Membrillo para que su superficie no se seque (quedaría demasiado dura). Lo dejamos enfriar al aire y, cuando esté a temperatura ambiente, lo introducimos en el frigo. Debemos dejarlo cuajar mínimo 12 horas. Sabremos que está listo para desmoldar si, al separar las paredes del molde con los dedos, éste se separa en bloque y con total facilidad.

Para desmoldarlo, colocamos encima una bandeja (no quitamos el film!) y le damos la vuelta como a la tortilla de patatas. Si es necesario, ayudamos a despegarlo desde un lateral, luego ya irá sólo.

Por último, cortamos en porciones a nuestro gusto, envolvemos en film y congelamos. Es importante que sepáis que el Membrillo no endurece en el congelador, no os preocupéis, es normal, se conservará perfectamente guardando todas sus propiedades. Recuerdo un año que preparé Membrillo y, al hacer sitio en el congelador, me encontré una porción del año anterior, estaba tan deliciosa como recién hecha! Ya sabéis que el azúcar es un gran conservante!

Acompañado de Queso Gallego, un Postre DELICIOSO!!!!

Y lista la receta de hoy!

Pero como extra ya os dije que vamos a elaborar Jalea de Membrillo, así que sigamos!



JALEA DE MEMBRILLO

Ingredientes:

mondas y corazones de membrillo
la misma cantidad, en peso, de agua
1 rama de canela
1/3 parte de azúcar


Elaboración:

Pesamos las mondas y corazones y los echamos en la olla donde habíamos vertido el agua de la cocción del membrillo. Añadimos la misma cantidad de agua y la canela, cocemos con la olla tapada a fuego medio durante 30 minutos.

Por otro lado, vamos a esterilizar los botes para almacenar nuestra Jalea. Para ello cogemos una olla, introducimos los botes y sus tapas y la llenamos de agua. Ponemos a fuego medio y dejamos que hierva durante 1/2 hora con la olla tapada.


Seguimos con la Jalea.

Colamos las mondas y corazones, los deshechamos y nos quedamos con el agua, añadimos el azúcar y volvemos a cocer, con la olla medio tapada, a fuego medio, durante 30-40 minutos o hasta que la mezcla empiece a espesar y haya cogido un brillante color ambarino.

Vertemos en los botes esterilizados y tapamos fuerte.

Colocamos los botes, de nuevo, en la olla con el agua caliente, tapamos y los dejamos hasta el día siguiente para asegurarnos de que hacen bien el vacío.

Sacamos, secamos, etiquetamos y listos!!




Ya veis, con muy poco tenemos mucho, cuánto nos han costado los membrillos? Cuanto nos costaría tooodo el Membrillo que hemos obtenido? Y la Jalea?

Con muy poquito hemos hecho mucho, y rico, sin añadidos de ningún tipo, ni químicos, ni aromas artificiales, ni conservantes, etc. Lo hemos hecho 100% natural!! No hay nada mejor!!


NOTAS:
  • Para que os hagáis una idea más exacta en cuanto a las cantidades, os cuento que yo suelo coger 1'5 kg. de membrillos. De aquí me queda, aproximadamente, 1'2 kg. de carne de membrillo (por lo que echo 900 gr. de azúcar) y 300 gr. de mondas y corazones (por lo que echo 300 gr. de agua y 100 gr. de azúcar). Me sale, aproximadamente, 1'5 kg. de Membrillo y 250 gr. de Jalea (al haber mucha cantidad de agua y espesar, perdemos gr., pero debe ser así!)
  • Otra cosa, no os agobieis con las cantidades para el Membrillo. Lo que obtengais de carne de membrillo, lo dividis entre 4 y el resultado lo multiplicáis por 3, ésta es la parte de azúcar que debéis de usar. Así siempre usaréis 3/4 partes de azúcar!
  • Es obligatorio esterilizar los botes para asegurar una buena y duradera conservación, y que queden bien cerrados!! Si lo hacéis bien, tendréis conservas que durarán años!! Un@ siempre piensa que no va a tener sus conservas tanto tiempo, pero nunca se sabe.... Así que, mejor prevenir y trabajar bien, de acuerdo?
  • Otra forma de esterilizar es en el horno a 100°, pero no os digo más al respecto porque no probé este sistema. Me gusta mucho el que utilizo y me da unos resultados excelentes! De todos modos, siempre podéis animarme a probar cosas nuevas, yo me dejo! Jajajaa!
  • Si seguís al pie de la letra las recetas os saldrán como a mi. Si no es así, si, por ejemplo, no os queda firme, seguro que es porque no lo cocisteis el tiempo suficiente. Yo soy la primera en animaros a utilizar la imaginación, que jugueis con los ingredientes, que hagáis nuevas versiones, etc. Pero ésto no se aplica a la técnica.
  • Perdonad los cambios de color en las fotos. La cámara se puede mejorar, la luz cambia y yo no uso Photoshop ni similares. El membrillo os quedará de un color ámbar intenso, donde mejor se aprecia es en las fotos donde sale junto al queso.



Y hasta aquí por hoy, espero que os hayan gustado las recetas y que disfrutéis de un excelente Membrillo casero, y de la Jalea!

Un besote y buen provecho! 

Comentarios