Ir al contenido principal

Tronco de Verduras y Almendras

Hola amig@s!

Hoy vengo con uno de mis Experimentos, ya sabéis lo que me encanta experimentar en la cocina!

Y el viernes pasado me apetecía muchísimo un plato Vegetariano, pero de horno, no sé.... que me encapriche con el horno vaya....

También quería hacer bastante cantidad y que se pudiese congelar en porciones para poder sacar esos días en los que no dispongo de tiempo para NADA...

Qué hacer, qué hacer..?

Pensando y pensando, y después de indagar por nevera y despensa en busca de armoniosos ingredientes.... Pam! Pensé: por qué no hacer un pastel salado? Siiiii!!




Uaauuuhh!!! Se ve super-largo en este plano!!!!

Tranquil@s, sólo mide 20 cm. de largo. Utilicé un molde de plumcake, pero como era un Experimento no sabía de antemano la cantidad que saldría y mi molde quedó grande, por eso os recomiendo, a poder ser, utilizar un molde que sea más corto que el mío, de unos 15cm. máximo; aunque si no lo tenéis la cosa no es grave, os quedará algo bajito pero siempre delicioso!! Ñam!! También podéis doblar las cantidades! Os lo dejo a vuestra elección.

Vamos con la receta!

TRONCO DE VERDURAS Y ALMENDRAS

Ingredientes:

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla picada fina
1 diente de ajo picado muy fino
2 ramas de apio picadas finas
2 zanahorias ralladas
1 puñado de espinacas frescas cortadas en juliana
2 cucharadas de harina de trigo
2 cucharadas de pan rallado
1 cucharadita de salvado de trigo
100 gr. de almendras crudas con piel
200 ml. de salsa de tomate casera
1 cucharada de salsa de soja
1 cucharadita de cebolleta deshidratada
sal y pimienta
1 huevo M
3 cucharadas de leche de soja (no azucarada)




Elaboración:

En primer lugar preparamos el molde. Para ello, pincelamos todo el interior con aceite de girasol y colocamos papel de horno de forma que nos sobre por los lados (más abajo hay fotos que aclaran este punto). Reservamos.

Troceamos un poco las almendras,ésto lo podemos hacer en un mortero. Colocamos una sartén al fuego y echamos las almendras en frío. Salteamos hasta que doren muy ligeramente; sabemos que llegamos a ese punto cuando comenzamos a notar el olor de las almendras. Apagamos y reservamos.

Podemos utilizar la misma sartén para seguir cocinando. Echamos el aceite y calentamos. Agregamos la cebolla y el apio y, a fuego medio-bajo, vamos pochando. Cuando la cebolla empiece a transparentar, añadimos la zanahoria y el ajo y removemos. Cocinamos el conjunto a fuego medio durante 2-3 minutos. Echamos la harina y mezclamos. Incorporamos las espinacas, la salsa de tomate, la de soja, la cebolleta, sal y pimienta. Mezclamos bien y dejamos reducir la salsa a fuego bajo removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Apagamos el fuego cuando espese y echamos el pan rallado, mezclamos bien.

En un cuenco aparte, batimos el huevo con la leche; añadimos la preparación anterior, las almendras y el salvado. Mezclamos bien.

Llenamos el molde y lo dejamos caer un par de veces para que la elaboración se asiente bien. Tapamos con el papel de horno sobrante y horneamos al baño maría con el horno a 180°, calor arriba y abajo durante 20 minutos.




Al sacarlo del horno, debemos despegar el papel que lo cubre para que no condense y dejarlo 5 minutos antes de desmoldar.




Podéis servirlo acompañado por un cuscus, setas al ajillo, un poco de pasta aliñada con aceite de oliva virgen extra,  incluso por carne o pescado a la plancha..... lo que queráis!

Se puede comer caliente o frío, y permite la congelación. Yo congelé varias porciones envueltas en film y hoy comí una, estaba perfecta! Y tan buena como el día en que lo hice!




Buen provecho amig@s!!

Dejadme un comentario antes de iros!


Comentarios