Ir al contenido principal

Cupcakes de Cacao con Merengue Suizo al Caramelo Salado (4ª ENTREGA)


Buenos días!!

Hoy os traigo la 4ª Entrega de Nuestro Especial de Cupcakes.

Esta vez, elaboraremos unos jugosísimos Cupcakes de Cacao (que ya conocéis esta receta de anteriores entregas) y aprenderemos a preparar el sedoso y delicioso Merengue Suizo, el cual estoy segura de que os encantará!

Y otra sorpresita!, una sencilla y riquísima receta de Caramelo Salado. Si nunca lo habéis probado, no esperéis más, es una auténtica maravilla y muy versátil!!

Esta receta también la saqué del libro de Alma Obregón "Objetivo Cupcake Perfecto", aunque en el libro el bizcocho ni es de cacao ni la crema lleva Caramelo Salado.

Debo deciros, que este libro ha sido mi primer contacto con los Cupcakes, yo comenzaba a conocerlos y me llamó la atención su bellísima estética, como a tod@s, no? Quién se puede resistir a comer un bonito cupcake?. Pero, aunque la receta del libro seguro que está deliciosa, yo no quería sólo caramelo, no, quería que también tuviese chocolate!!! Estáis conmigo, mis querid@s goloson@s chocolater@s? Ja,ja... Que aburridas serían muchas cosas si no existiese el chocolate....

Bueno, os voy a enseñar uno de los que hice, con una estética diferente y muy sencilla:



De Cacao con Merengue Suizo al Caramelo Salado


Ya veis que está adornado con infinidad de rosetas sencillas y espolvoreado con fideos de chocolate negro. Es una decoración muy rápida de hacer si disponemos de poco tiempo.


Vamos con la receta de hoy, que distribuimos en 3 sub-recetas.


CUPCAKES DE CACAO CON MERENGUE SUIZO AL CARAMELO SALADO:


Bizcocho:

Ingredientes (para 24 unidades):


125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (textura pomada, NO LÍQUIDA!)
220 gr. de azúcar blanco
3 huevos medianos
180 gr. de harina de repostería o harina de fuerza
8 gr. de levadura en polvo
40 gr. de cacao puro en polvo (NO VALE EL DEL DESAYUNO)
120 ml. de leche semidesnatada
1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

En primer lugar, pre-calentamos el horno eléctrico a 180º, con calor sólo por abajo. Si es de aire, lo pondremos a 160º y si es de gas a temperatura media-alta.

Preparamos las bandejas colocando una cápsula por cada cupcake, recordad que nos van a salir un total de 24 unidades. Reservamos.

En el bol de la amasadora, introducimos la mantequilla en trocitos y el azúcar. Con ayuda de las varillas, cremamos el conjunto hasta que haya doblado, o incluso, triplicado el volumen inicial. Nos quedará una mezcla muy cremosa y de color blanquecino. No os cortéis en batir, cuanto más tiempo de batido, mejor nos saldrá, eso sí, a velocidad media.

Sin dejar de batir, vamos añadiendo los huevos uno a uno, asegurándonos de que cada uno se integre bien a la mezcla antes de echar el siguiente.

Añadimos la cucharadita de vainilla.

Tamizamos la harina, junto con la levadura y el cacao.

Vamos agregando el conjunto de ingredientes secos alternando con la leche. Recordad dos cosas muy importantes de este paso:
  1. Empezamos y acabamos con los ingredientes secos. La serie del orden para echar en el bol será así: secos-leche-secos-leche-secos.
  2. Al incorporar la harina, recordad bajar antes la velocidad hasta la más baja, sólo al principio, para evitar enharinar toda la cocina....
Veremos que nos ha quedado una masa suelta y cremosa, nos recordará al rico chocolate caliente y espeso en el que los churros se quedan de pie!.., je,je..

Con ayuda de nuestra querida cuchara de helado, llenamos las cápsulas las 3/4 partes porque queremos que nuestros bizcochos lleguen hasta el borde de la cápsula.

Horneamos 12-15 minutos, comprobaremos que estén cocidos pinchando su superficie con una brocheta o similar, pero no abriremos la puerta del horno hasta pasados los primeros 10 minutos!!! Queremos nuestros bizcochos con cuerpo y no desinflados....

Sacamos del horno y dejamos las cápsulas durante 5 minutos en la misma bandeja del horneado, luego las pasamos a rejilla de metal hasta que enfríen por completo.


De Cacao con Merengue Suizo al Caramelo Salado

Caramelo Salado:

Ingredientes:

75 gr. de azúcar blanco
75 gr. de azúcar moreno
2 cucharaditas de agua
50 gr. de mantequilla
100 ml. de nata para montar
1/2 cucharadita de sal gruesa o en escamas

Preparación:

En un cazo, echamos el azúcar blanco y el agua. Calentamos a fuego lento hasta que el azúcar se haya disuelto por completo, de vez en cuando le daremos unas vueltas para evitar que se pegue.

Subimos a fuego medio hasta llegar al punto de ebullición y lo mantenemos en este punto (hirviendo) hasta que el almíbar se convierta en un caramelo de tonalidad ambarina.

Retiramos del fuego.

Añadimos el azúcar moreno, la mantequilla y la nata (sin montar, la utilizamos tal cual está) y volvemos a poner a fuego medio. Removemos despacio y de forma continua hasta que todos los ingredientes se hayan disuelto y homogeneizado.

Bajamos a fuego lento y dejamos hervir, mantenemos en este punto durante 3-4 minutos o hasta que el caramelo se pegue al dorso de la cuchara.

Retiramos del fuego y añadimos la sal, removemos hasta que se haya disuelto.

Vertemos la mezcla en un recipiente que se pueda tapar y lo dejamos enfriar. En este proceso de enfriado nuestro caramelo espesará, quedando con una dureza similar a la de los caramelos de nata u otros caramelos blandos. Es importante que le pongamos la tapa sólo cuando esté totalmente frío, ya que la condensación le sienta mal.

Ya tenemos listo nuestro Caramelo Salado. Podéis prescindir de la sal  y cortar la masa en cuadraditos, serán Caramelos de Nata. O también podemos dejarlo en el envase y añadirlo como ingrediente de galletas, bizcochos.... lo que queramos!


Merengue Suizo al Caramelo Salado:

Ingredientes:

4 claras de huevo
225 gr. de azúcar blanco
350 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
4 cucharadas generosas del Caramelo Salado que hemos preparado

Preparación:

El primer paso lo podemos realizar al baño maría o en el microondas. Si optáis por usar el microondas, debo advertiros que tengáis cuidado!! Recordaréis que cuando calentamos chocolate en el micro, debemos sacarlo a menudo para remover y que no se nos queme. Bien, pues en el caso del merengue suizo, también debemos sacarlo a cada poco y remover, para que las claras NO SE CUEZAN. Es muy importante que esto no suceda porque esas claras con partes cocidas ya no nos valen para esta preparación (aunque les quitéis esas partes, les queda el regustillo a huevo cocido..)

Entonces, elegimos la forma que más cómoda nos resulte y removemos de forma continuada hasta que la mezcla sea homogénea y el azúcar se haya disuelto por completo.

Pasamos la preparación anterior al bol de la batidora/amasadora y, con ayuda de las varillas, las montaremos a punto de nieve. Ya os digo ahora que van a tardar un poco más de lo habitual ya que los ingredientes están calientes, pero no desesperéis, acabarán montando. Vosotr@s poned a batir a velocidad media y lo conseguiréis con un poquito de paciencia.

Cuando sabemos que las claras están montadas a punto de nieve? Muy sencillo, las varillas formarán picos al moverse y, lo mejor, si paramos la máquina y ponemos el bol boca abajo no se cae nada!!! Ojito!!, si cuando le estéis dando la vuelta, la mezcla se mueve no sigáis, seguid batiendo un rato más y volver a probar luego.

Ahora debemos esperar un poco porque es el momento de añadir la mantequillaNo podemos echarla si la mezcla está caliente, se nos derretiría!! y eso no puede ser; para hacer una crema aterciopelada, no debemos usar líquidos, mantequilla en pomada como mucho, pero no líquida!

Cuando las claras hayan atemperado (no hace falta que enfríen del todo), agregamos la mantequilla en trocitos y volvemos a batir a velocidad media hasta que esté el conjunto integrado y homogéneo.

A mi nunca me pasó, pero hay quien dice, que en el paso de echar la mantequilla, el conjunto se corta. Si os pasa ésto, no os preocupéis, se puede arreglar con un poco de paciencia extra. Debéis seguir batiendo, como si no hubiese pasado nada y, al cabo de unos 10 minutos, veréis que todo se va integrando de nuevo, consiguiendo así nuestro merengue suizo.

El último paso es añadir el caramelo. Lo haremos en porciones pequeñas para ayudar a nuestras varillas a elaborar una crema de forma rápida y efectiva.

Y ya está! Nos ha quedado un Merengue Suizo al Caramelo Salado, con una textura y un sabor que nos ayudará, y mucho, a decorar muchas recetas, además de los Cupcakes de hoy, claro!


De Caco con Merengue Suizo al Caramelo Salado

Montaje de los Cupcakes:

Una vez fríos los cupcakes, ya podemos decorarlos.

Además del Merengue Suizo al Caramelo, necesitaremos fideos o virutas o confetis de chocolate. En este caso yo utilicé fideos.

Introducimos el merengue en una manga pastelera con boquilla rizada mediana (de aproximadamente 1 cm. de diámetro).

Comenzando desde el centro del cupcake, vamos haciendo pequeñas rosetas. Haremos una en el centro y seguiremos rodeando ésta con un montón de rosetas hasta llegar a los bordes del bizcocho.

Antes de servir, espolvoreamos con los fideos o el ingrediente que hemos elegido.


De Cacao con Merengue Suizo al Caramelo Salado

Y tenemos listos nuestros Cupcakes de Cacao con Merengue Suizo al Caramelo Salado!!!!


NOTAS:
  1. Es aconsejable preparar el Caramelo Salado el día anterior. De este modo nos aseguraremos de tenerlo en su punto para la preparación de nuestros Cupcakes.
  2. Podéis sustituir este Caramelo Salado por salsa de toffee, por ejemplo. También quedan muy buenos, aunque no iguales...
No necesitan frío, a no ser en temporada de mucho calor, que es recomendable ponerlos en un sitio fresco y alejados de la luz, o en el frigo si tiene la temperatura bajita. Recordad que lleva claras de huevo en crudo, y no queremos una salmonella, verdad?

Bien, os deseo una exitosa preparación y una feliz degustación de este dulce taaaaaan bueno!!

Para cualquier duda sobre la receta, o si necesitáis ayuda con lo que sea, no dudéis en contármelo. Podéis ponerlo en los comentarios o, si queréis privacidad, me enviáis un correo.

Un saludo y buen provecho!!!

Comentarios