Ir al contenido principal

Tarta Doble Ganaché Pikachu y Ash


Hola a tod@s! Cómo va todo? Espero que bien y con ganas de cocinar!!

Hoy os traigo una receta muy elaborada y también muy bonita, que requiere de cierto número de horas en dedicación y paciencia y, lo más importante, AMOR POR EL TRABAJO QUE VAMOS A REALIZAR!!

El otro día celebramos el cumpleaños de mi hijo mayor. Gracias a él tengo la oportunidad de realizar este tipo de tartas, las que llevan fondant, porque le encantan las tartas de dibujos y muñecos (incluso una vez lo hice a él en muñeco!) y sorprender con ellas a sus amig@s.

En otras ocasiones he realizado diferentes acabados y, much@s de vosotr@s (sobre todo l@s que habéis probado este tipo de dulces) estaréis de acuerdo conmigo en que son muy bonitas pero también muy empalagosas.

Por ello, últimamente, cuando realizo estas elaboraciones presento el fondant como complemento decorativo parcial.

Me estoy enrollando (por no variar), perdón, mejor os enseño las fotos de esta última tarta, una tarta (a petición de mi hijo) de Pikachu y Ash, los protagonistas de la serie de dibujos Pokemon.

Ésta es:


Tarta doble ganaché Pikachu y Ash


Tarta doble ganaché Pikachu y Ash

Y he sacado los dibujos de esta foto que, por supuesto, fue la que mi hijo escogió, realizando las plantillas a pulso:




Creo que me ha salido bastante bien, no? Desde luego en la fiesta de cumpleaños fue todo un éxito!!!

L@s niñ@s en los cumpleaños no le suelen hacer mucho caso a las tartas, como mucho les hace ilusión ver el dibujo que lleva, pero no suelen comerla.. Esta se comió, os lo aseguro!!. Aquí os dejo la, o mejor, las recetas de todo lo que he utilizado para su elaboración:



TARTA PIKACHU Y ASH:

Plancha de Bizcocho (para 2 planchas de 38 x 24 cm):

Ingredientes:

8 huevos
250 gr. de azúcar
200 gr. de harina
8 gr. de gasificante o impulsor

Preparación:

Preparamos 2 bandejas con las medidas descritas anteriormente. Las engrasamos con ayuda de un pincel y las forramos con papel de horno. Reservamos.
Separamos las claras de las yemas.
Precalentamos el horno a 180º.
Batimos las claras a punto de nieve con varillas, y, a medio montar, añadimos el azúcar; seguimos batiendo hasta obtener una crema firme (si ponemos boca abajo el recipiente la crema no cae).
Añadimos las yemas y la harina y gasificante tamizados. Mezclamos con cuchara (no de metal) realizando movimientos envolventes y con cuidado para no perder el punto de batido de las claras.
Repartimos la masa entre las dos bandejas y alisamos con ayuda de una espátula o similar.
Horneamos de una en una durante 10 minutos, calor arriba y abajo y colocada en el centro.
Dejamos 5 minutos en la bandeja y luego desmoldamos sobre una superficie azucarada (quitaremos el papel de horno cuando hayan enfriado).

Las prepararemos el día anterior.


Almíbar:

Las correspondencias para hacer una almíbar convencional para "empapar" un bizcocho son: mitad de azúcar que de agua.

Ingredientes:

1/2 l. de agua
250 gr. de azúcar

Preparación:

Echamos ambos ingredientes en un cazo y dejamos hervir por espacio de media hora, a fuego medio. Guardamos en un bote (mejor esterilizado).
Si nos sobra no pasa nada, lo guardamos en lugar fresco (ya que nos dura un montón de meses) y lo utilizamos en otra ocasión.

Lo prepararemos el día anterior.


Crema de Mantequilla a la Vainilla:

Ingredientes:

250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente y en trozos
325 gr. de azúcar en polvo tamizado
1 cucharadita de esencia de vainilla
2-3 cucharadas de leche

Preparación:

Con varillas, batimos todos los ingredientes juntos, con el recipiente que utilicemos tapado (porque sobre todo al principio, salpica bastante) a velocidad baja durante 1 minuto.
Luego seguimos batiendo a velocidad media durante 5 minutos más.
Veremos como la mezcla se vuelve muy cremosa y casi blanca.
Introducimos un tercio del total en manga pastelera con boquilla al gusto (en mi caso utilicé la rizada) y el resto lo dejamos en el mismo recipiente que utilizamos para batir.
La prepararemos el mismo día.


Glaseado Blando de Chocolate para cubrir:

Ingredientes:

130 gr. de chocolate negro al 70% de cacao
250 gr. de nata espesa
60 gr. de miel
60 gr. de mantequilla cortada en trozos
un termómetro de cocina

Preparación:

Partimos el chocolate en trozos pequeños (o lo rallamos) y lo fundimos al baño maría o en el microondas.
En un cazo, llevamos a ebullición la nata con la miel.
Vertemos 1/3 de la mezcla de nata lentamente sobre el chocolate fundido, mezclando con una cuchara que no sea de metal. Incorporamos el segundo 1/3 cuando se haya mezclado bien el primero y repetimos el proceso por segunda vez y por tercera cuando agreguemos el tercer 1/3.
Cuando la temperatura de la preparación llegue a los 35º-40º, agregamos la mantequilla y mezclamos bien para completar la emulsión. Nos debe quedar muy brillante.

Lo prepararemos el mismo día.


Fondant teñido (comprado por internet y/o en tiendas especializadas):

Ingredientes:

fondant de diversos colores
almidón de maíz para espolvorear la superficie de trabajo
rodillo liso
cutter, cuchillo o similar
un vaso con un poquito de agua
un pincel muy fino

Preparación:

Con ayuda de la foto vamos recortando, en el fondant estirado, las distintas piezas de los muñecos: ojos, pelo, ropa, etc. Y las pegamos (con ayuda de un pincel muy fino y un poco de agua) construyendo el "puzzle".

Lo prepararemos el día anterior.



Debemos dejarlo secar al aire para poder manipularlo bien y realizar los últimos toques (trazos con rotulador o pintura comestibles, purpurinas, etc.)


Montaje de la Tarta:


Colocamos las planchas de bizcocho la una sobre la otra y recortamos los bordes para dejarlas parejas.

Almibaramos cada una de las planchas, es decir, cogemos el almíbar (que podrá estar tibio pero no caliente) y un pincel ancho de repostería. Vamos empapando bien las superficies.

Colocamos una de las planchas sobre una rejilla de malla fina.

Con ayuda de una espátula (no de metal) extendemos por encima una fina capa de Crema de Mantequilla a la Vainilla. Alisamos bien.

Colocamos encima la otra plancha de bizcocho y volvemos a extender una fina capa de Crema de Mantequilla a la Vainilla, extendiéndola también por los lados de forma que quede completamente cubierta. Alisamos bien por todas partes. Reservamos en el frigorífico durante 1/2 hora para que endurezca un poco y sea más fácil seguir trabajando.

Todo el tiempo la tarta habrá estado sobre la rejilla. Colocamos un recipiente debajo de igual tamaño que la tarta para recoger el sobrante del Glaseado Blando de Chocolate Negro para cubrir que iremos regando por encima, asegurándonos de que cubre completamente la superficie y los bordes. Dejamos así un rato hasta que el chocolate deje de gotear. Reservamos de nuevo en el frigorífico otra 1/2 hora.

Sacamos y pasamos la tarta a la bandeja en la que la serviremos.

Colocamos encima y centrada la composición de fondant que hemos preparado el día anterior (el propio chocolate permitirá que se pegue).

Cogemos la Crema de Mantequilla a la Vainilla que reservamos en la manga y decoramos a nuestro gusto.

Podemos decorar también con chuches y golosinas a nuestro gusto para  darle un toque infantil.
NO PUEDE VOLVER AL FRIGORÍFICO, puesto que el fondant se derretiría. Debemos dejarla a temperatura ambiente. Si no es un día de mucho calor no le pasará nada, si por el contrario es un día especialmente caluroso la reservaremos en el lugar más fresco que encontremos.



Es bastante laboriosa, lo sé, pero daros cuenta de que gran parte del trabajo lo realizamos el día anterior, lo que nos permite tener un margen de tiempo importante el día de la celebración (ya que no sólo vamos a preparar la tarta...).

Os animo a prepararla, a vuestr@s hij@s les encantará! Y al resto de la familia y comensales también!!. Podéis elegir el dibujo y los sabores que más os gusten; hacer la cobertura con chocolate blanco, darle otra esencia a la crema de mantequilla, teñirla de un color... etc. lo que la imaginación os permita!!!


Nada más, que la disfrutéis!!!!

Un saludo y buen provecho!

Comentarios