Rosquillas de Carnaval


Habéis probado alguna vez a preparar rosquillas en Carnaval?

Yo las he preparado, por primera vez, este año 2013.

Fue más fácil y divertido de lo que en un principio pensé. Éste ha sido el resultado, os mostraré cómo lo hice:


Rosquillas de Carnaval


ROSQUILLAS DE CARNAVAL:

Ingredientes:

4 huevos
250 ml. de zumo de naranja
60 ml. de aceite
120 ml. de leche
ralladura de 1 limón
1 kg. de harina
40 gr. de gasificante
sal


Preparación:

Realizar un almíbar que usaremos después de freírlas.
Para el almíbar se utilizará mitad de azúcar que de agua y se pondrá a cocer hasta conseguir la consistencia de un jarabe.

Para las rosquillas, primero mezclaremos todos los ingredientes secos en un bol y todos los ingredientes húmedos en otro bol (que el bol de los ingredientes secos sea bastante más grande).

Hacemos un hueco en los ingredientes secos y echamos en él los húmedos.

Empezamos a mezclar con varillas, poco a poco. Cuando ya nos cueste remover con las varillas empezaremos a mezclar con las manos.

No os asustéis, es una masa muy fácil de manejar y de amasar, además se hace en un momento.
Os quedará una masa con un aspecto un poco "correoso", es así como debe quedar.

Introducimos las manos en harina (para que la masa no se nos pegue) y vamos cogiendo trocitos y estirándolos  (como hacíamos con la plastilina), los unimos para darle forma de rosquilla (es muy importante que los agujeros de las rosquillas los hagáis bastante grandes, porque luego en las sartén el gasificante va a hacer su trabajo y las rosquillas "hincharán", haciendo más pequeño el agujero).

Durante este proceso, llenaremos una sartén grande con abundante aceite y empezaremos a freír, por tandas, con el aceite siempre bien caliente.

Colocamos sobre papel de cocina para extraer el exceso de aceite.

Mientras freímos podemos hacer el almíbar (se hace sólo).

Cuando hayamos freído todas las rosquillas, las podemos dejar así o espolvorear con azúcar en polvo. También podemos utilizar el almíbar y hacerlas más apetecibles y jugosas.

Con el almíbar al fuego bajo, vamos sumergiendo unos segundos cada rosquilla, pasándolas luego a una fuente o bandeja. Seguir así hasta terminarlas (también podemos hacer sólo una parte y nos quedarán 2 tipos de rosquillas de una sola tanda!).

Cuando hayan enfriado, las rebozaremos en azúcar.




Listas!! 

Son unas rosquillas deliciosas! Y os aseguro que están más jugosas y sabrosas!!

Ánimo, hacedlas, os chuparéis los dedos!

Un saludo y buen provecho!

Comentarios

  1. A mi siempre me salen duras, voy a probar las tuyas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la función del gasificante con la ayuda del zumo de naranja, que puede ser sustituído en la misma proporción, por cualquier otro líquido (un licor que nos guste, o que tengamos tiempo en casa sin que nadie lo tome..).
      Lo importante es experimentar, a mi me encanta experimentar!! Todo lo que aquí publico han sido experimentos con éxito (algunos inventados íntegramente y otros adaptados al original).
      Gracias por tu comentario, Nerea.
      Un saludo y buen provecho!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Qué te ha parecido? Me encantaría conocer tu opinión para poder complacerte.